20 Junio, 2013

IICA se hace presente en cumbre de Ministros en China y resalta oportunidades mutuas en cooperación y comercio

IICA se hace presente en cumbre de Ministros en China y resalta oportunidades mutuas en cooperación y comercioSantiago de Chile, 20 de junio, 2013.- En el marco del primer Foro de Ministros de Agricultura China-América Latina y el Caribe, la Secretaria Técnica del Consejo Agropecuario del Sur (CAS) y Representante de IICA Chile, Alejandra Sarquis, en representación del Director General del organismo internacional, Víctor M. Villalobos, ofreció una presentación durante el Foro de Economía y Comercio.

La cumbre fue realizada el día 8 de junio en Beijing, China. La exposición fue llevada a cabo durante la sesión “Oportunidad de inversión y comercio de agricultura entre China y América Latina y el Caribe”.

La Representante del instituto valoró el foro conjunto de Ministros como “un punto de inflexión en la relación de China con América Latina y el Caribe”. Sarquis recordó que “los seis países, que conforman el CAS, sin dudas cumplen y cumplirán un rol protagónico en el abastecimiento de alimentos al mundo, el cual está dado por su gran potencial como productor de agroalimentos derivado de sus riquezas naturales e incrementado por el aporte de la investigación agrícola y a la utilización de tecnologías modernas”.

Sarquis indicó que “las cifras son el ejemplo concreto de la importante relación que une a China con los países de CAS. Al observar la distribución por origen de las exportaciones agrícolas de América Latina y el Caribe a China, notamos que existe una fuerte concentración en los países de América del Sur, donde Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay representaron el 98% del total en 2011. Las exportaciones totales en 2011 de los países de esta región fueron de USD$148 mil millones, absorbiendo Brasil el 55%, Argentina el 27%, Chile el 10%, Uruguay el 4%, Paraguay el 3% y Bolivia el 1%. En promedio la participación de China en las exportaciones de los países de CAS durante 2011 fue cercana al 15%. Por su parte, las importaciones agrícolas totales chinas durante 2011 alcanzaron los USD$ 94 mil millones, siendo los principales productos adquiridos: complejo soja, algodón, aceite de palma, pescados, cueros y pieles, frutas y lácteos.

Junto con explicar a los presentes el funcionamiento del IICA, Sarquis destacó la capacidad del organismo internacional para “mantener una relación directa con sus contrapartes, los ministros de Agricultura”. Explicó que aquello deriva en “resultados tangibles y directos de acuerdo con las necesidades particulares de cada uno de los países donde el IICA está presente”.

Asimismo, la Representante del IICA resaltó algunos resultados del “Libro Amarillo” (2012‐2013), publicado a fines de mayo de 2013 por el Instituto de América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales (CASS, siglas en inglés) en donde se concluye que las relaciones sino‐latinoamericanas se dirigirán hacia la cooperación integral en el futuro.

En su presentación, también exhibió las oportunidades para el comercio y la cooperación mutua de las regiones. “De hecho, el volumen del comercio entre China y América Latina en 2012, se situó en 261.200 millones de dólares, con un aumento anual de más del 8 por ciento, y las inversiones no financieras chinas en esta región superaron los 54.000 millones de dólares”, destacó Sarquis.

Por último, la Representante valoró el hecho de que China “ha sido el segundo socio comercial y uno de los principales inversores en América Latina”.

En este de Foro de Ministros de Agricultura China-América Latina y el Caribe, el ministro de Agricultura asiático, Han Changfu, anunció la “institucionalización” del Foro de Ministros conjunto, y que a partir de ahora se realizará de forma periódica. Asimismo, Los Secretarios de Estado y sus representantes decidieron, entre otros puntos, discutir y facilitar de manera conjunta un Plan Estratégico de Cooperación en Agricultura entre los países “que definirá los mecanismos, identificará los objetivos estratégicos, las tareas principales, las áreas prioritarias y los proyectos importantes de cooperación agrícola”.

Volver