30 Enero, 2020

Apicultura: un tema de suma importancia para los países del CAS

El Grupo ad hoc Apicultura fue creado por los Ministros del CAS en la XXXVI Reunión Ordinaria (XXXVI RO CAS) celebrada en Buenos Aires, en setiembre de 2018. Surge la necesidad de creación de este grupo para realizar un abordaje regional de diferentes puntos que refieren a la temática: despoblamiento de colmenas, calidad, incidencia de mieles mezcladas con fructosa vegetal en el mercado mundial, límites máximos de residuos, OGMs, enfermedades, neonicotinoides, entre otros.

 

Uno de los principales temas en los que se ha enfocado, se ha abocado principalmente a la problemática existente de la adulteración de la miel en el mercado internacional y su impacto en la región del CAS.

 

Actualmente los mercados mundiales se encuentran saturados con mieles frecuentemente adulteradas con diferentes jarabes, provenientes de países asiáticos y de Europa del este, generando un fraude a los consumidores mundiales. Como consecuencia de dicho fraude, los mercados importadores han bajado la demanda de mieles de nuestra región, lo que implica altos niveles de stock en origen, ventas lentas, bajos precios aún de mieles orgánicas y ecológicas, y uso de barreras paraarancelarias para entorpecer el mercado de mieles puras y trazables.

 

El problema del fraude de la miel repercute en diversos aspectos de la vida apícola. Claramente, y en primer lugar, en una baja del precio internacional del producto, debido a una sobre oferta de producto bajo la denominación ”miel” originado en países del hemisferio oriental. Además, crea una desmotivación para producir y exportar mieles por parte de la región del CAS, poniendo en peligro la viabilidad de las explotaciones apícolas. Un claro ejemplo de ello se observa en Uruguay, en 2018 quedaron 1500 toneladas sin vender por las dificultades del mercado (Es la primera vez que ocurre en 40 años de exportaciones en crecimiento).

 

Si bien la miel es el producto más conocido de la colmena, claramente no es el principal producto que nos brindan las abejas económicamente hablando. Las abejas, además de producir miel, son esenciales para el mantenimiento de la biodiversidad y para la polinización de muchos cultivos que representan el 35% de los alimentos que se producen en el mundo (principalmente frutas y hortalizas). Entender esto nos permitirá cuantificar la magnitud del problema. Para estimar el impacto de las abejas en la economía global hay que multiplicar por 100 el valor de la producción directa de la colmena.

 

La apicultura en los países del CAS

  • La región tiene una producción de 132.838 tn de miel que representa el 7.3% de la producción mundial.
  • Participan de esta actividad 46.790 productores apícolas, de los cuales el 66% (31.046) pertenecen a la agricultura familiar.
  • De las exportaciones el CAS absorbe el 17% de las exportaciones mundiales, siendo los principales destinos EE.UU y la Unión Europea. El principal competidor de la región es China, exportando un 21% del total mundial.
  • Estimación del valor ecosistémico de la polinización: 10% del PIB agropecuario, este valor es vital para respaldar los ingresos generados por el sector agropecuario y forestal.
  • La apicultura es una actividad dinámica y trashumante, que favorece la producción anual de diferentes productos según la oferta floral (néctar, polen, resinas).
  • Si bien la apicultura es una actividad complementaria, los ingresos que genera en una determinada época del año, tienen una oportunidad estratégica en el flujo de caja de los productores.
  • La alta calidad de las mieles producidas en la región, es utilizada a nivel mundial en mezclas homogeneizadas que son comercializadas por agentes concentrados de distribución, apropiándose de la cadena de valor.
  • Oferta de material vivo de contraestación, lo cual contribuye a la producción en el hemisferio norte.
  • Aporte a la preservación de la biodiversidad.

 

Más información: 

Alejandra Sarquis – Secretaria Técnico Administrativa del CAS 

alejandra.sarquis@iica.int

Volver